El propósito de la Meditación

Muy común escuchar entre nuestros participantes: “vengo para manejar el estrés”, “vengo porque es bueno para los dolores”… Sin embargo les explicamos con esta historia el porque se medita sin propósito alguno. Los resultados llegarán sin disponernos a buscarlos.

Un hombre acude a visitar un maestro, y le dice:

-Me voy a ir tres meses al bosque a meditar. Por favor, dame un tema de meditación.

El maestro dice:

-Piensa en todo lo que quieras menos en monos.

El hombre se aleja pensando: <¡Que fácil me lo ha puesto!>

Vuelve después de tres meses a visitar al maestro, que le pregunta:

-¿Que tal ha ido?

El hombre, desesperado, responde:

-No he logrado otra cosa que pensar en mono

Medita sin esperar nada de ella, y los resultados llegarán!

Cuentanos tu experiencia!

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS