#innovación

Como reinventarse cuando se está cansado de repetir patrones internos

Para innovarse hay que crear y dejar de protestar y abrirse al cambio profundo.

Si queremos crear, hay que moverse, la creación es movimiento. Es una forma de dejar de protestar y ponerse a hacer cosas. Quejarse y seguir haciendo lo mismo, es seguir en el mismo camino de disconformidad, porque se vuelve un doble discurso.

Para el proceso de reinvención, se necesita de creatividad. Los estudios muestran que los aportes más importantes de innovación y creatividad se dan en la segunda mitad de la vida, entre los 30 y los 60 años.

La innovación es un acto de contacto, que por tanto requiere interacción cara a cara con los pares, para que las ideas se mezclen y sean fructíferas. Las nuevas ideas nacen o mejoran cuando interactúan entre ellas. Las buenas conversaciones producen endorfinas y entusiasmo.

La creatividad es una habilidad, pero también una actitud, que depende del conocimiento y de la imaginación, que a su vez depende de la diversidad. Vivir con una red de contactos de la misma edad y del mismo tipo social, es una forma de boicotear las nuevas ideas; en cambio cuanto más diversa sea nuestra red de contactos y edades, más serán las probabilidades de innovar ideas.

COMENTA
Cristina Larripa
Licenciada en Bellas Artes. Escritora. Actualmente cursando la carrera de psicología en la Universidad de Buenos Aires. Realizó los siguientes Seminarios: Gestalt desde el Campo Relacional-Experiencial, Teoría y Práctica de la Psicogenealogía, Constelaciones Familiares, Psicodrama y Enfoque Gestaltico Transpersonal.