#droga

Drogarse para sobrevivir

Por supuesto que no es lo mismo que mueran cinco personas en una fiesta electrónica de mil pesos la entrada a que mueran cinco pibes por fumar paco. Las muertes del paco son menos incómodas y más fácilmente explicables, incluso para el progresismo, bajo la falsa quimera del progreso y la inclusión social. “Si tuvieran trabajo y futuro, no se drogarían”.

Todos los muertos de la Time Warp (Festival de Música Electrónica) tenían acceso al trabajo, al estudio y al desarrollo de sus habilidades. Se drogaban porque todo el mundo se droga.

Un antidoping que incluyera marihuana, cocaína, ansiolíticos, antidepresivos y alcohol nos dejaría automáticamente sin políticos, sin empresarios, sin sistema financiero, sin artistas, sin comunicadores, sin médicos, sin taxistas y sin motoqueros.

Prohibir es inútil. Incluir no alcanza. Todos los estamentos sociales están atravesados por el consumo de sustancias porque las vidas que hemos construido, las que envidiamos y las que mostramos con orgullo en las redes sociales solo pueden ser sostenidas con apoyo químico. Drogarse no es romper con el sistema, es la única manera de pertenecer a él.

COMENTA
Juan Sklar
@juansklar
Autor del Libro: "Los catorce cuadernos" y Director del taller literario: "El Cuaderno Azul". Ha sido Guionista en Televisión Pública Argentina, TELEFE OFICIAL y Pol-ka Producciones. Ha estudiado en Facultad de Filosofía y Letras (U.B.A). Vive en Buenos Aires.